Plan International y la Federación INJUCAM comprometidas con el derecho al juego y la educación durante este verano.

Este verano del 2020 ha sido el más raro y complicado debido al impacto devastador de la pandemia generada por el COVID-19. Ha sido un verano difícil para todas las personas, pero muy en especial para aquellas que ya venían afrontando con anterioridad situaciones de pobreza, desigualdad y exclusión social. Como se destaca en el Informe que Plan International publicó “El impacto de la crisis del covid-19 en la adolescencia en España” quienes tienen más probabilidades de quedarse atrás son las personas que ya partían de una situación de desventaja. Se han hecho especialmente evidentes las brechas y la desigualdad y a la luz de los datos, el cruce de las variables edad y sexo han convertido a las niñas y adolescentes en un grupo de población en situación de especial vulnerabilidad. Se ha agravado la situación de la infancia y la adolescencia porque, entre otros motivos, les han separado de los ámbitos en los que generalmente reciben apoyo y acompañamiento como por ejemplo las asociaciones de INJUCAM.

Por todo ello este verano era esencial, aún más si cabe, desarrollar, con todas las medidas de seguridad sanitaria debidas, una serie de actividades de Ocio Educativo y campamentos urbanos que paliasen en la medida de lo posible las negativas consecuencias que en los meses anteriores se habían producido.

Comprometidas con el cumplimiento de los objetivos de igualdad e inclusión, que desde su creación persiguen las asociaciones de la Federación INJUCAM, con el apoyo de Plan International con la puesta en marcha de la segunda fase #QueNadieSeQuedeFuera, se han llevado a cabo durante el verano un conjunto de acciones que han garantizado el disfrute a 300 adolescentes de su derecho al ocio en condiciones de seguridad.

No ha sido tarea sencilla toda la adaptación que ha sido imperioso hacer de las actividades a la “nueva normalidad”, se han elaborado protocolos específicos en el desarrollo de las acciones que ha conllevado la reducción de personas en los grupos, control de accesos, adaptación de espacios, control de temperatura previa, distancia interpersonal de 1,5 metros, uso de mascarillas, desinfecciones periódicas, señalización de entradas, salidas y flujos, escalonamiento de accesos, lavado de manos, ventilación continua en las actividades de interior, etc. Previamente al inicio de las actividades se realizaron entrevistas con todas las familias de manera individual para realizar la inscripción y explicar las condiciones de participación y el protocolo de prevención sanitaria.

Queremos destacar que fieles a nuestro compromiso con la participación protagónica de niños, niñas y adolescentes ellas y ellos han sido actores claves en el diseño, programación y planteamiento de las actividades que se han llevado a cabo. Desde Plan International y la Federación INJUCAM consideramos clave defender la visión de los niños y las niñas como sujetos titulares de derechos, tal como establece la Convención sobre los Derechos del Niño. Y resaltamos como hecho innovador y diferenciador que ha existido una participación significativa y plena en el diseño y puesta en marcha de las acciones y en la toma de decisiones por parte de más de 300 adolescentes.

Destacamos a continuación algunas de las actividades que durante el verano hemos desarrollado en torno al ocio y tiempo libre para el desarrollo de competencias tecnológicas y digitales, además de refuerzo formativo y apoyo psicosocial:

  • Actividades para compensar el desfase curricular sufrido a causa de las medidas sanitarias impuestas por el estado de alarma en España. Se han desarrollado las actividades de apoyo y refuerzo educativo desde la gamificación del proceso de aprendizaje y actividades ludico-educativas. En estos espacios se retomaron dinámicas de aprendizaje, trabajando la autonomía y la confianza necesarias para la adquisición de competencias académicas a través de actividades basadas en la innovación educativa y promoviendo la motivación y la pertenencia al grupo. Algunos ejemplos de actividades que se realizaron durante este tiempo de aprendizaje fueron repaso dinámico de asignaturas (stop), dinámicas de agilidad mental, talleres de juego matemático, retos de idiomas, etc.
  • Actividades de educación emocional y creatividad. Algunos ejemplos de las actividades realizadas fueron la relajación, acompañamientos individuales, la programación y el diseño conjunto de actividades, manualidades, debates, asambleas, línea del tiempo de la cuarentena, trabajos manuales empleando diferentes técnicas y materiales. Talleres de apoyo para la gestión emocional, la prevención de la ansiedad y depresión tras el confinamiento destacar en este sentido que el objetivo fue promover la resiliencia entre los participantes de los grupos; aprender a tener estilos de afrontamiento adaptativos ante las adversidades, mostrar actividades de autocuidado, habilidades ante la “nueva normalidad” y favorecer un entorno comunitario de cuidados. Todas las sesiones se iniciaron con algunas actividades de relajación, mindfulness, para el aprendizaje de habilidades de afrontamiento a situaciones estresantes.
  • Actividades para la promoción del ocio saludable. Campamentos y colonias urbanas donde se ofreció una alimentación saludable y equilibrada para todo el grupo de participantes, deporte, juegos colaborativos, juego libre, juegos de mesa, bolos, taller de teñir camisetas y de decorar gorras, piragüismo en el embalse de Lozoya (Madrid), parque de cuerdas, tirolinas, balancines, y puentes colgantes, excursiones a la sierra, escalada, rutas por la naturaleza, , taller de reloj/vinilo, gymkanas, piscina, visita a parques, visita al planetario, cine-fórum de películas con temática social, de género, manualidades para representar emociones, roll-playing, juegos de pruebas de deducción, habilidad física y motora y lecto-escritora, relacionadas con la prevención del Covid 19
  • Actividades en entornos telemáticos para mejorar las habilidades digitales y preparar para el uso formado y consciente en cualquier dispositivo electrónico y aplicación o plataforma.

Destacar por último el buen clima en la convivencia que se ha dado durante el desarrollo de las actividades y campamentos, la relaciones han estado basadas en el principio del de Buen Trato y la resolución positiva de los conflictos. Nos ha alegrado la gran capacidad de adaptación de todas las personas participantes y la exquisita responsabilidad mostrada en el cumplimento de todas las medidas acordadas frente al Covid-19.

Las actividades han tenido muy buena valoración y se ha notado que los y las adolescentes necesitaban reunirse y disfrutar de la actividad lúdica, social y afectiva tras unos meses marcados por el extremo distanciamiento debido al confinamiento. Se ha valorado también emocionalmente los campamentos y colonias y las personas participantes expresaron sobre todo alegría y felicidad por volver a reunirse con las compañeras, compañeros y monitoras y monitores.

Manifiesto en defensa del derecho al juego y al aire libre
Share This