Desde hace largo tiempo en Injucam venimos proponiendo y solicitando la creación de un órgano que realice investigación, medición, evaluación, divulgación, etc de la situación de la Infancia en la Comunidad de Madrid. Dicha medida ha sido recogida en el Plan de Infancia y Adolescencia de la Comunidad de Madrid 2017-2021:

Medida 78. Impulsar la creación de un Observatorio de Infancia y Adolescencia de la Comunidad de Madrid, formado por entidades y expertos, que recopile y estructure información actualizada y periódica de la situación de la infancia y adolescencia en la Comunidad, que sirva para orientar las prioridades en las políticas de infancia (Consejería de Políticas Sociales y Familia).

En la reunión celebrada el pasado 14 de marzo del 2018 de la Comisión de Participación Infantil, que preside Injucam, del Consejo de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Comunidad de Madrid (C.A.I.A. del que somos miembros desde su re-constitución en Junio de 2014) aprobamos la creación de un grupo de trabajo del Observatorio de Infancia de la Comunidad de Madrid

¿Qué datos tenemos de la infancia en la Comunidad de Madrid?

¿Están desagregados? ¿Se conocen? ¿Cómo evaluamos las políticas de infancia, con qué datos de impacto? ¿Cual es el grado de ejercicio de los derechos de niños, niñas y adolescentes en la región madrileña? ¿cuales son las preocupaciones, opiniones y el bienestar subjetivo de los niños, niñas y adolescentes?

Para poder contestar a este tipo de preguntas es indispensable la puesta en marcha de un mecanismo como el Observatorio de Infancia y Adolescencia para construir evidencia desde un enfoque de derechos que incida en las políticas de infancia y evalúe el impacto de las mismas. Y constatamos una clara ausencia de información coherente y periódica sobre infancia a nivel autonómico.

Sin la premisa de conocer de manera clara y exhaustiva la realidad de los niños y niñas de la Comunidad de Madrid se nos antoja difícil evaluar los resultados y el impacto de las políticas públicas de infancia puestas en marcha, más aún, valorar aquellas cuestiones que debieran ser priorizadas para que todos los derechos de la infancia sean una realidad ejercida plenamente por todos los niños y niñas. Es a través de la obtención y sistematización de la información como se podrá, por fin, considerar si son “adecuadas y rigurosas” las políticas públicas de infancia que se diseñen e implementen.

Esta argumentación es también, y sobre todo, defendida desde el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, órgano de expertos independientes que supervisa la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño por los Estados Partes, cuyas recomendaciones al Estado Español son insistentes.

Recomendaciones del Comité del 2010

Recomendación 8. (…) insta a adoptar todas las medidas necesarias para dar curso a las recomendaciones que figuran en las observaciones finales sobre el segundo informe periódico que no se han aplicado suficientemente, en particular las relativas a la coordinación, la reunión de datos, la discriminación, los niños migrantes, los niños extranjeros no acompañados y los niños privados de libertad. En ese contexto, señala a la atención del Estado parte su Observación general No 5 (2003) sobre las medidas generales de aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Sobre Reunión de Datos:

  • Recomendación 17. (…) preocupa al Comité el enfoque fragmentado de la reunión de datos, que no abarca todas las esferas incluidas en la Convención y se realiza de manera desigual en los planos regional y nacional.
  • Recomendación 18:.(…) recomienda al Estado parte que refuerce su mecanismo de reunión y análisis sistemático de datos desglosados (…) de todas las personas menores de 18 años y respecto de todos los ámbitos incluidos en la Convención (…).
  •  Recomendación 61: (…) El Comité observa también con preocupación las dificultades en la coordinación de los datos sobre los abusos sexuales a causa de la falta de un sistema centralizado de registro de los casos de explotación y abusos sexuales a niños.
  • Recomendación 62: El Comité recomienda al Estado parte que: a) Intensifique sus esfuerzos por reunir datos sobre el alcance de la explotación y los abusos sexuales a niños y realice un estudio en profundidad sobre la explotación sexual infantil (…)
Recomendaciones del Comité en el 2018

Recomendación 9. (…) el Comité insta al Estado parte a adoptar medidas para promover, en todas las comunidades autónomas, una evaluación integral de las necesidades presupuestarias relacionadas con los niños con miras a redistribuir los recursos destinados a hacer efectivos los derechos del niño, particularmente en relación con un aumento de las inversiones en educación y la prestación de servicios públicos.

Sobre Reunión de datos:

  •  Recomendación 10. Con referencia a su observación general núm. 5 (2003) sobre las medidas generales de aplicación de la Convención, el Comité recomienda que el Estado parte: a) Amplíe la capacidad de reunión de datos desglosados sobre los niños en todos los aspectos de la Convención a distintos niveles territoriales, especialmente sobre los niños en situaciones de vulnerabilidad;  b) Asegure que los datos e indicadores estén a disposición de todos los ministerios competentes y se utilicen para la formulación, vigilancia y evaluación de las políticas, los programas y los proyectos encaminados a la aplicación efectiva de la Convención;  c) Tenga en cuenta el marco conceptual y metodológico definido en el informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos titulado “Indicadores de derechos humanos: guía para la medición y la aplicación”.
  •  Recomendación 31: (…) a) Organice la reunión de datos sobre niños con discapacidad, aumente los recursos en las escuelas ordinarias para tener en cuenta la diversidad de alumnos y formule un sistema eficiente para determinar las necesidades de apoyo individual de los niños.
  • Recomendación 40: (…) d) Establezca una estrategia para luchar contra el hostigamiento y el acoso, incluido el ciberacoso, que abarque la prevención, mecanismos de detección temprana, el empoderamiento de los niños y los profesionales, protocolos de intervención y directrices armonizadas para la reunión de datos relacionados con los casos;
Tres cuestiones básicas e indispensables acerca de cómo debe ser el Observatorio
  1. El Observatorio debe contar con personal propio, específico, suficiente y cualificado, con experiencia en investigación, documentación, estadística, evaluación, sociología, derechos de infancia, etc…
  2. Elaboración de un mecanismo público y oficial para conocer la percepción de la realidad por parte de los niños y niñas de la Comunidad de Madrid, hacer seguimiento de las preocupaciones, opiniones y su bienestar subjetivo. Una especie de “barómetro” anual dirigido específicamente a personas de hasta 18 años que recoja de forma sistemática sus opiniones en distintos ámbitos, ya hay una propuesta en esta dirección a nivel estatal de Unicef Comité Español
  3. Que las vocalías del Observatorio atiendan a un doble criterio: de transversalidad por un lado, con representantes de todas las áreas de gobierno, y por otro lado un criterio de pluralidad estando representadas, en igual número que la administración pública, las federaciones y plataformas de organizaciones de infancia y demás agentes.

Consideramos prioritario mejorar la planificación de las políticas de infancia a través de toma de decisiones basadas en un mejor conocimiento de la realidad y el Observatorio de Infancia y Adolescencia de la Comunidad de Madrid nos parece la herramienta adecuada con la que ya otras muchas comunidades autónomas cuentan.

Compartir →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Web realizada por Tropelias & Pedernal  - 2013